Madrid y Barcelona son dos de las grandes ciudades europeas en las que la vivienda de lujo es menos cara. Sin embargo, los inmuebles de alta calidad se encarecerán con claridad en 2015. En concreto, hasta un 5% en “las zonas más prestigiosas” de la ciudad condal y entre un 2% y un 3% en Madrid. Así se desprende de un estudio de Coldwell Banker – una de las mayores redes de intermediación inmobiliaria en el mundo–, que compara los precios del metro cuadrado nuevo, usado y de lujo en las zonas prime de las principales plazas inmobiliarias del continente: Mónaco, Praga, Roma, Milán, París, Valeta (Malta), Berlín, Londres y las capitales madrileña y catalana.

La comparación es lineal, sin tener en cuenta la renta de los ciudadanos. En la almendra urbanística de Madrid el precio medio del metro cuadrado de vivienda de nueva promoción es de 5.610 euros, 110 más que en el centro de Barcelona (5.500). Son cifras que se sitúan a años luz de los 11.500 euros de Londres, los 10.000 de París o los 80.000 euros por metro cuadrado del principado monegasco. Así, mientras un piso nuevo de 100 metros en una zona bien situada de la capital de España cuesta de media 561.000 euros, en la zona céntrica de Montecarlo ese mismo inmueble se dispararía hasta los 8 millones de euros.

Hay que tener en cuenta que Mónaco tiene una superficie de apenas 2 kilómetros cuadrados, en los que casi cada centímetro apuesta por la exclusividad y el lujo. Otras metrópolis europeas tienen precios menos prohibitivos, pero prohibitivos al fin. El metro de superficie residencial útil de nueva construcción en Milán se sitúa en 10.500 euros y en Roma, en 8.500. De entre los 10 mercados inmobiliarios singulares que recoge el informe, sólo tres son más baratos que Madrid y Barcelona: Berlín (4.800 euros por metro cuadrado, de media), Valeta (Malta, 3.650 euros) y Praga (2.770).

Comparte ...