La situación actual de un gran número de familias, es la de estar pagando un préstamo hipotecario, además de créditos como el coche, créditos personales, o tarjetas de crédito. Este hecho produce que en algunos casos, algunas de estas familias atraviesen ciertas dificultades para llegar a fin de mes, o para continuar afrontando esos pagos, lo que en un plazo corto, puede llegar a producirse una situación crítica para su economía y patrimonio.

Reunificar deudas es una fórmula muy interesante para solucionar este tipo de situaciones.
En términos generales, consiste en una ampliación del préstamo hipotecario, con la cual cancelar el resto de préstamos y créditos pendientes. De esta manera, además, nos beneficiamos de las mejores condiciones que por lo general suelen tener las hipotecas.

reunificar deudas

La reducción de la cuota mensual en créditos se ve reducida considerablemente, debido fundamentalmente a estas mejores condiciones de los préstamos hipotecarios, así como a un mayor plazo de tiempo, por lo que se reduce el importe mensual de los créditos cancelados. Adicionalmente, la reunificación de deudas también permite solicitar una cantidad de dinero adicional para disponer de liquidez.

¿Cuales son los requisitos y condiciones?

En cierto tipo de casos, reunificar deudas supone una fórmula accesible de financiación.
No obstante , hay algunos parámetros que las entidades financieras tienen en cuenta para valorar la viabilidad de una reunificación.

Algunos de estos parámetros son los siguientes:

  • El bien hipotecado debe ser de uso residencial: apartamentos, chalets, pisos, etc.
  • No debe estar incluido en listas como RAI o ASNEF
  • El importe de la refinanciación (hipoteca pendiente + dinero adicional), no debe ser superior al 70% del valor de tasación
  • El endeudamiento debe ser inferior al 40%

En el caso de que el bien aportado como garantía no cumpla estos parámetros, es posible seguir accediendo a la reunificación, incluyendo garantías adicionales: es lo que se conoce como doble garantía.

De todas formas, hay que considerar que cada entidad financiera tiene sus propios criterios y análisis de riesgo, por lo que una entidad puede aprobar una operación que otra entidad denegó anteriormente.

¿Que documentación necesito?

En el caso de que vayamos a solicitar reunificar nuestras deudas, el agente o la entidad financiera nos requerirá cierta documentación.
Esta documentación verificará la viabilidad de su solicitud y servirá para estudiar y justificar las garantías aportadas..

La documentación habitual que se solicita habitualmente es:

  • Importe de la hipoteca pendiente
  • Importe a cancelar en el resto de préstamos
  • Nota simple reciente
  • Escrituras de la propiedad.
  • DNI de los propietarios
  • Los tres últimos recibos de la hipoteca si el inmueble está hipotecado.
  • Tres últimos recibos de los créditos pendientes
  • Último recibo del IBI
  • Tasación reciente
  • Ingresos: contratos de trabajo, últimas nóminas, vida laboral, IRPF, etc.
  • Teléfono de contacto

Si se ha planteado solicitar la reunificación, le aconsejamos que vaya recopilando esta documentación, ya que se la requerirán para poder iniciar los trámites. Además agilizará los tiempos de estudio y aprobación de la operación.

Si lo desea, póngase en contacto con nosotros y haremos un estudio gratuito para que consiga las mejores condiciones, pudiendo ahorrar mensualmente hasta un 70%.

Comparte ...