Incluso actualmente adquirir una vivienda es algo bastante complicado. No obstante uno de los factores clave a considerar es:

  • Interés variable
  • Interés fijo

Financiación de hipotecas

En este punto debemos recalcar que una hipoteca de interés fijo ofrece una mayor seguridad. No obstante en España, la mayoría de las hipotecas que se firman son de interés variable, aunque actualmente esta tendencia está cambiando hacia la contratación de hipotecas mixtas o de interés fijo.

No obstante, miremos las ventajas y desventajas que ofrece cada tipo de hipoteca.

Hipotecas de tipo fijo:

  • Ventajas que nos ofrece: La primera a tener muy en cuenta es la SEGURIDAD, ya que la cuota que tendremos que pagar va a ser estable siempre, y no va a mutar o cambiar. De esta forma, aunque cambie el Euribor esto no va a afectar a nuestra hipoteca. A nivel práctico, esto supone que se podrá gestionar de una forma mucho más fácil la economía familiar.
  • Inconvenientes que tiene: Por norma general, el plazo que tenemos para devolver ese dinero es mucho más corto del habitual (una media de 15 años), por otro lado las comisiones a pagar por amortización parcial y total, son más altas. Esto lógicamente altera el tipo de aportación “extra” que podríamos hacer en otro caso con el fin de saldar antes la deuda.

Hipotecas de tipo variable

  • Ventajas que nos ofrece: Los intereses van a estar un poco a merced de los ciclos económicos. Por ejemplo este año, lo que ha ocurrido es que ha supuesto un descenso del 71% en un año, abaratando las cuotas hasta 1.224 euros. Por otro lado, no debemos olvidar que su plazo de amortización son de 20-40 años. No obstante las cuotas suelen ser muy bajas e incluso nulas.
  • Inconvenientes que tiene: Igual que el consumidor puede sufrir un gran descuento, también puede sufrir el aumento, y esto puede comprometer gravemente la estabilidad económica familiar. No obstante, todas las previsiones actuales hacen ver que los tipos de interés van a bajar aún más.

No obstante, no debemos de olvidarnos de revisar el resto de clausulas en el momento de negociar con el banco.

De cualquier modo, hay que tener muy en cuenta las condiciones que se negocian con el banco. E intentar estar un poco pendientes ya que muchos bancos “han disparado los diferenciales de sus créditos hipotecarios para compensar la caída de los márgenes de su negocio bancario”.

Hipotecas de tipo mixto

En este caso, como en las hipotecas de tipo variable, el propio consumidor vuelve a estar dependiendo de el ciclo económico que se viva en ese momento. Y por otro lado, puede darse el caso de que al mezclar dos tipos de interés de que  los tipos estén al alza, mientras que tu cuota se mantenga. O el caso contrario. En estos productos, tanto el plazo de amortizacion como las comisiones suelen estar a la par que en el caso de las hipotecas variables. Es decir, son algo más ventajosas que un plazo fijo, pero por otro lado el “compromiso” que exigen es más duro.

¿Quieres informarte más sobre la financiación de hipotecas 100%?

Comparte ...