En la actualidad hay un gran número de productos financieros: préstamos, créditos, mini créditos, microcréditos… pero sin duda uno de los más importantes y que genera más titulares es, sin duda alguna, la hipoteca que, a su vez, cuenta con una gran variedad de tipos muy diferentes entre sí.

Todos sabemos con más o menos exactitud qué es una hipoteca, pero para aquellos que estén un poco despistados la podemos definir, tal y como afirma el Banco de España, como un producto bancario que permite a los clientes o prestatarios recibir una determinada cantidad de dinero de una entidad de crédito a cambio del compromiso de devolver dicha cantidad junto con los intereses correspondiente a través de pagos periódicos que reciben el nombre de cuotas.

¿Qué es una hipoteca inversa?

La hipoteca cuenta, a su vez, con distintos tipos muy diferentes entre sí y uno de ellos es la hipoteca inversa, un producto que lo podemos definir como un producto financiero dirigido a mayores de 65 años de edad y a personas dependientes que consiste en convertir en dinero el valor patrimonial de una vivienda sin perder la propiedad de la misma, es decir con la hipoteca inversa el dueño de la vivienda recibe de manera periódica o a través de un cobro único disposiciones económicas por parte del banco a cambio de que viva en la vivienda que es garantía de esa hipoteca.

La hipoteca inversa finaliza con el fallecimiento de los titulares del préstamo hipotecario. En este momento, sus herederos deberán satisfacer el pago de la deuda o entregar la vivienda al banco en pago del préstamo.

hipoteca-inversa

Ventajas e inconvenientes de contratar una hipoteca inversa

Este tipo de hipoteca permite a las personas mayores de 65 años o dependientes disfrutar de una renta vitalicia como complemento a la pensión que será mayor o menos en función de la edad de los hipotecados y del valor del inmueble en cuestión.

Además se consigue todo esto sin renunciar a la vivienda de la cuál seguirán siendo propietarios en todo momento, pudiendo vivir en ella sin ningún tipo de problema e incluso alquilarla o transmitirla por herencia.

Y, si por esto fuera poco, se puede cancelar en todo momento devolviendo eso sí la cantidad prestado hasta la fecha de cancelación. Además en muchas entidades no cobran ningún tipo de penalización por esta cancelación anticipada ni tampoco se deberá abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados ya que esta operación cuenta con grandes beneficios fiscales como éste.

Ahora llega el turno de los inconvenientes de la hipoteca inversa como los gastos de tasación de la vivienda que siempre correrán a cargo del hipotecado, así como los gastos de formalización de la hipoteca.

Además, no todo el mundo puede acceder a este tipo de hipoteca, existen importantes limitaciones: no aceptación de determinadas fincas por debajo de un determinado valor o situadas en determinadas localidades en las que le sea complicado a la entidad vender la propiedad una vez que ésta sea suya.

Por último, las cuotas de la hipoteca inversa no se actualizan con el IPC por lo que, a la larga, se puede llegar a perder poder adquisitivo.

La Hipoteca Inversa de Boreal Financiación

En Boreal Financiación ofrecemos a nuestros clientes las mejores condiciones con nuestra hipoteca inversa que se puede convertir en una excelente opción frente al problema de las pensiones y la jubilación al tiempo que permite a los propietarios seguir disfrutando de ella sin ningún tipo de problema económico.

Sin embargo, teniendo en cuenta el riesgo que plantea para los herederos de poder perder la vivienda tras el fallecimiento de los legítimos dueños, desde Boreal Financiación recomendamos que antes de contratar este producto se cuente con el asesoramiento y consenso de la unidad familiar al completo.

Si quieres saber más sobre las hipotecas te recomendamos que eches un vistazo a este artículo en el que, brevemente, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la hipoteca.

Comparte ...